martes, 3 de abril de 2012

Puente Japonés


 
Este es mi último cuadro es una copia con un toque personal de Puente Japonés, de Monet.
Es una obra impresionista, pintada en 1899. El autor lo pintó inspirándose en el puente con nenúfares importados de Japón que tenía en su jardín. Sobre el agua se refleja la frondosa vegetación que     rodea al riachuelo. El cielo desaparece en la composición y las líneas del puente y las plantas captan nuestra atención. La obra tiene una pincelada rápida que caracteriza a su autor. La única referencia de forma en el cuadro está en el puente.